Psicoterapia virtual en pandemia

El aislamiento provocó el surgimiento de la visita al psicólogo de manera online. La licenciada Nadia Simes* reflexiona acerca de esta nueva modalidad terapéutica.

Compartir

Actualmente, son muchas las personas que eligen comenzar algún tipo de psicoterapia por diferentes motivos. La pandemia por Covid 19 con su consecuente aislamiento le ha pasado factura a más de uno en lo que respecta a cuestiones psicológicas, afectando así diferentes áreas de la vida de cada uno.

Si bien ya se usaba bastante en todo el mundo, con la llegada del coronavirus la psicoterapia online o virtual se incrementó.

El paciente puede acceder a una consulta y el profesional presta su servicio sin requerir presencialidad física de ninguno de los dos.

La psicoterapia virtual se realiza a través de una videoconferencia.

Para poder llevarse a cabo necesita de un dispositivo que cuente con cámara y micrófono, un espacio físico tranquilo donde poder realizar la consulta o sesión y buena conexión a internet.

El objetivo principal radica en que la comunicación virtual entre paciente y terapeuta se asemeje lo más posible al intercambio que se produce en una consulta presencial, de modo que se conserven los elementos verbales y no verbales de la comunicación.

VENTAJAS.

Ahorro de tiempo y dinero en el traslado.

Mayores opciones de profesionales al momento de elegir, ya que no hay límite en cuanto a la distancia geográfica que los separa.

DESVENTAJAS.

No es recomendable en pacientes con trastornos graves o profundos o en situaciones de crisis.

Falta de dispositivos o mala conexión a internet.

En mi experiencia personal, la mayor parte de mis pacientes han preferido la consulta presencial (por lo que se adaptó el espacio del consultorio), a pesar de contar, algunos de ellos, con la posibilidad de hacer una consulta o sesión virtual.

En otros casos, pudieron adaptarse a las sesiones virtuales, pero realizando al menos la primera consulta de forma presencial.

Más allá de las circunstancias, es una herramienta con la que había empezado a trabajar tiempo antes de la pandemia y llegó para quedarse.

*Lic. Nadia Simes – Psicóloga – MP 10187

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *