El bulevar Cacheuta, uno de los espacios públicos verdes más destacados de la zona sur

Los espacios de todos

Los espacios públicos de Córdoba se volvieron, más que nunca, lugares de encuentro en nuestra ciudad y un refugio en medio de la pandemia

Compartir

El espacio público es, por definición, el espacio de la equidad. Es lugar de encuentro, interacción con otros, participación. Y dado que los seres humanos somos sociales por naturaleza, este aspecto es vital.

Sin ir más lejos, pensemos en la situación de cuarentena estricta que vivimos justo hace un año. ¡Cómo se extrañaban las plazas, los parques, los lugares compartidos! Adentro, nosotros, aislados. Afuera, en las calles y espacios verdes, la desolación.

Incluso quienes tenían la ventaja de contar con un jardín o un patio, sentían que algo les faltaba, algo que las nuevas tecnologías no podían reemplazar: ese espacio común donde nos relacionamos con otros.

A partir de la pandemia, hubo en Córdoba y prácticamente en todas las ciudades del  mundo, la necesidad de repensar esos espacios abiertos y hasta la aceleración de procesos que ya estaban sucediendo a nivel urbanístico.

En este sentido, el catedrático español Francisco García Novo lo sintetizó con mucha precisión: “Cuando sus habitantes se resfrían, las ciudades estornudan”, dando a entender que las pandemias modifican los espacios urbanos para siempre.

Cambia, todo cambia…

Es real, la pandemia modificó nuestros hábitos. En Córdoba, revalorizamos los espacios verdes, los ocupamos más que antes y los usamos para realizar actividad física, optamos por el uso de la bicicleta, caminamos más y hasta cambiamos nuestros hábitos de compra, priorizando los comercios de cercanía o la compra a través de los medios electrónicos.

Todos estos cambios se vieron reflejados en la inauguración que desde el municipio hicieron de las grandes manzanas emplazadas en distintos puntos de la ciudad. El objetivo: avanzar en el proceso de semipeatonalización de distintas áreas, reducir el tránsito vehicular en el casco céntrico y generar más espacio para la movilidad sustentable de peatones y ciclistas. 

La Gran Manzana inaugurada recientemente en la zona del Buen Pastor.

Así, hoy existen en la ciudad de Córdoba cuatro grandes manzanas. Una es la de la calle Caseros. La segunda fue en las inmediaciones del Mercado Norte. La tercera consistió en la peatonalización de las calles 27 de Abril y San Jerónimo, entre Ituzaingó y avenida Vélez Sarsfield, en pleno corazón y frente a la plaza San Martín. La cuarta fue inaugurada hace días en la zona del Paseo del Buen Pastor.

Estas obras generaron alguna disconformidad en ciertos sectores, fundamentalmente automovilistas y comerciantes. Asimismo, nos invitan a reflexionar sobre qué ciudad queremos habitar. Sus espacios deben estar pensados para las personas y proyectarse hacia el futuro.

Nuestros espacios verdes

En Córdoba, los parques, las plazas, los paseos y la costanera del Suquía son áreas que siempre hemos disfrutado. Aprendimos a valorarlas aún más después de meses de aislamiento y ocupan una porción interesante del territorio de la ciudad.

Según datos de la Municipalidad de Córdoba de marzo del año pasado, la cantidad total de espacios verdes distribuidos en la ciudad es de 1746, lo que implica una superficie total de 10.570.354 metros cuadrados.

El Parque Sarmiento y la Ciudad Universitaria son de los espacios verdes más elegidos para hacer deporte o, simplemente, pasar la tarde.

En el sur de la ciudad, la mayor parte de estos espacios están concentrados en la zona del CPC Villa El Libertador, con 274 espacios verdes. Está en tercer lugar en cantidad, aunque ocupa la séptima posición si tenemos en cuenta la superficie, que es de 968.960 metros cuadrados.

Sin embargo, cuando hablamos de espacios verdes públicos no necesariamente nos referimos a grandes extensiones de terreno. En este sentido, es importante el papel de las denominadas plazas de cercanía, que poseen una superficie de hasta 5 mil metros cuadrados (a diferencia de las plazas tradicionales que ocupan unos 10 mil, o aproximadamente una manzana) y que representan la mayor superficie de las áreas verdes públicas de permanencia, con un 64 por ciento del total.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *