2020: El año que nos puso a prueba

En la edición de este mes, un recorrido por los grandes temas que nos dejó este año que marcó un antes y un después.

Compartir

Ya podemos decir que el 2020 quedará marcado a fuego en la historia de la humanidad. Incertidumbre, pandemia, crisis, home office, cuarentena, virtualidad, vacunas, Zoom son algunas de las palabras que predominaron en las charlas cotidianas, en los medios y en las búsquedas de Internet.

Diversos estudios anticipan que, a nivel individual y social, difícilmente las cosas vuelvan a ser como antes.

Ahora bien, somos conscientes de que muchos de nosotros hemos vivido situaciones difíciles y hasta dramáticas, como la pérdida de seres queridos. Pero creemos que también este tiempo merece que reflexionemos acerca de cómo circunstancias límites pueden generar cambios positivos. Es allí donde aparecen palabras como resiliencia, aprendizaje, reinvención, solidaridad, desafíos, valoración.

Por ejemplo, se hizo evidente cómo,en medio de la adversidad, pueden despertarse el ingenio y la creatividad para sortear obstáculos. Nos encontramos con historias de gente común que, desafiando los pronósticos negativos, se arriesgó a emprender y ganó.

También tuvimos imágenes muy claras de nuestra huella en el planeta: durante la cuarentena estricta hubo una significativa disminución de dióxido de nitrógeno en la atmósfera de los grandes centros urbano y Córdoba no fue la excepción. Numerosas especies de animales fueron vistas en áreas poco habituales, animadas por la ausencia del caos humano. Todo ello nos lleva a preguntarnos: ¿Qué haremos con esa información?

Fue también un año que puso a prueba los sistemas de comunicación del mundo. En casa pero conectados… los que pudimos. Una situación que dejó al desnudo la brecha digital pero también nos mostró otras posibilidades, como la de administrar nuestros tiempos laborales de otra manera y vencer distancias con la virtualidad.

Si algo debemos reconocerle a este 2020, es que nos deja mucho para analizar.

Trabajadores de la salud y científicos, al pie del cañón

Pocas circunstancias han puesto tan en el centro a los trabajadores de la salud como esta pandemia: su dedicación, los sacrificios, los temores de llevar el virus a sus hogares, la cercanía con la muerte y salarios que, en general, no están a la altura del reconocimiento que merecen. Parece mentira pero algunos en poco tiempo pasaron de recibir aplausos masivos a ser víctimas de discriminación.

Pese a ello, nadie pone en duda el rol fundamental que en este contexto cumplen médicos, enfermeros y profesionales de la salud en general. Y hay que decir que, gracias a su constante estudio y a las posibilidades que brindan las tecnologías de la información, en tiempo récord nuestros médicos contaron con los conocimientos necesarios para tratar a pacientes con covid-19.

Los científicos, la esperanza

Los avances en tratamientos y en el desarrollo de vacunas fueron posibles gracias a investigadores de todo el mundo que trabajaron de forma colaborativa poniendo a disposición de toda la comunidad científica sus descubrimientos de una manera sin precedentes.

Allá por el 10 de abril, precisamente el Día del Científico, desde La Posta tuvimos la oportunidad de dialogar con Humberto Debat, biólogo cordobés que formó parte del consorcio de investigadores argentinos que logró secuenciar los genomas de este coronavirus. Este paso fue clave para conocer las características del virus que circula en Argentina así como para determinar la efectividad de los reactivos utilizados en los tests diagnósticos. También brindó información necesaria para desarrollar vacunas, algo que por entonces parecía lejano y ya es una realidad.

Este experto en virus, egresado de la UNC, es uno de tantos orgullos cordobeses que se dedican a la investigación científica y que, de manera silenciosa, dan grandes pasos. Recordemos que también en Córdoba hubo importantes avances sobre el tratamiento con plasma de pacientes recuperados y en el CEPROCOR se desarrolló un prometedor tratamiento con Ibuprofenato (aún en fase experimental).

Humberto Debat, biólogo cordobés integrante del consorcio de científicos que secuenció los genomas del coronavirus

Todo demuestra que talento humano hay de sobra. Nos queda el compromiso de mantener en el tiempo la valoración de estos profesionales y políticas que acompañen y fomenten su actividad.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *