Mitos e inquietudes en torno a las vacunas

La Dra. Daniela Andreani, jefa del Servicio de Pediatría de la Clínica Universitaria Reina Fabiola, responde a las dudas más frecuentes.

Compartir

La Dra. Andreani parte de la premisa de que las inmunizaciones son la forma más efectiva de proteger a los niños contra enfermedades graves, ya que la vacunación está reconocida como la estrategia de mayor beneficio en la salud pública: ningún avance de la medicina ha logrado salvar tantas vidas.

¿Por qué debemos vacunar a los niños/as?

Las vacunas o inmunizaciones han defendido de enfermedades graves por más de 70 años. Las vacunas estimulan la producción de anticuerpos que son las defensas contra una enfermedad determinada. Al ser vacunado, el niño será inmune a esa enfermedad si en algún momento se pone en contacto con el germen que la causa.

¿Por qué se recibe la mayoría de las vacunas durante los primeros dos años de vida?

Si bien se reciben vacunas durante toda la niñez, la adolescencia y también en la edad adulta, la mayoría de las vacunas se aplican durante los dos primeros años de la vida. Esto se debe a que los niños pequeños son más vulnerables a las enfermedades graves. Además, deberán estar protegidos antes de comenzar la escuela, donde estarán expuestos a un gran número de gérmenes.

¿Las vacunas son seguras y de comprobada eficacia?

Antes de que las vacunas sean aprobadas y se le administren a los niños, se hacen muchas pruebas. Los científicos y profesionales médicos evalúan cuidadosamente toda la información disponible acerca de cada vacuna para determinar su seguridad y eficacia. A medida de que se obtiene nueva información y datos científicos, se actualizan las recomendaciones sobre la vacuna.

En época de pandemia, ¿se deben vacunar los niños?

Rotundamente, sí. Los vacunatorios y centros de salud que cumplen con los protocolos son lugares seguros. Existe especial preocupación entre los pediatras por la disminución de los controles y del cumplimiento de los esquemas gratuitos y obligatorios de vacunación. Según datos del relevamiento realizado por la UCA (Observatorio de la Deuda Social Argentina) un 22% de los hogares demoró la vacunación de sus niños por efecto de la cuarenten.

Fuente: Clínica Universitaria Reina Fabiola

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *