Ozonoterapia, novedoso tratamiento para mascotas

Tiene un elevado porcentaje de éxito frente a diversas patologías. En TREWA ya lo están aplicando.

Compartir

Por Osvaldo Gattoni – Med. Veterinario – MP 1955

TREWA – Cacheuta 3439 – Tel.: 461 6728 / 351 5094493

Se trata de suministrar ozono en el organismo del animal mediante diferentes vías de administración. Su concentración y tiempo de aplicación depende de la patología a tratar.

El ozono es un gas formado por una molécula de tres átomos de oxígeno, inestable, que se encuentra en la naturaleza. Se usa en la medicina humana con fines terapéuticos y ahora está disponible para diversos tratamientos de nuestras mascotas.

¿Cómo actúa?

  • Regula el estrés oxidativo, que daña a la mascota provocándole más de 250 enfermedades.
  • Incrementa el metabolismo del oxígeno ayudando a la liberación de la glucosa, que es lo que le aporta energía a su organismo.
  • Aumenta las defensas.
  • Regula el metabolismo.
  • Es bactericida, viricida, parasitocida y micocida.
  • Revitaliza y regenera tejidos.
  • Tiene efecto antiálgico y antiinflamatorio, ya que inhibe sustancias que producen dolor e inflamación, importante sobre todo en mascotas en edad avanzada.

¿En qué enfermedades se aplica?

  • Problemas circulatorios.
  • Infecciones en general y de repetición: dermatológicas, cistitis, vaginitis, bronquitis,
  • Hepatitis víricas, insuficiencias hepáticas, hepatitis tóxicas, cirrosis, etc.
  • Insuficiencia renal aguda y crónica, nefrosis, glomerulonefritis, urolitiasis, nefritis.
  • Cánceres.
  • Enfermedades osteoarticulares: inflamación de las articulaciones, displasia, artrosis, afecciones discales.
  • Alergias.
  • Trastornos metabólicos y endocrinos: diabetes y alteraciones del metabolismo de las grasas.
  • Enfermedades gastrointestinales: gastritis, enteritis, colitis de cualquier etiología, úlceras, pólipos, fisuras y fistulas anales, entre otras.
  • Piel: infecciones por bacterias, virus, hongos, parásitos, quemaduras, úlceras, necrosis, alopecias de diferentes etiologías, etc.
  • Sistema nervioso central: enfermedades neurológicas y degenerativas, epilepsias, problemas circulatorios cerebrales de cualquier índole.
  • Órganos de los sentidos: enfermedades de los ojos y los oídos.
  • Trastornos inmunitarios.
  • Geriatría.

¿Cómo se administra el ozono?

Existen distintas vías de aplicación. Puede ser a través de inyección intramuscular, intraarticular, trasnrectal. También por medio de sangre ozonizada, entre otros métodos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *